Elección de acordes

¿Con qué acordes distintos podemos armonizar una nota sin que haya disonancias?

 

Una vez hemos aprendido lo básico en cuanto a los intervalos consonantes de cuarta justa, quinta justa, y terceras mayores y menores sólo nos queda aclarar la elección de acordes tríadas para una nota determinada de la melodía.

Para seguir la argumentación te recomendamos descargar el ejemplo para Do Mayor AQUÍ.

1. Buscamos los acordes tríadas sobre los grados de la escala de esa tonalidad que contengan esa nota. ¿Y porqué sólo los que contengan esta nota? Porque a excepción del séptimo grado (este es un acorde bastante especial, por cierto) estos son los únicos acordes tríadas que nos garantizan consonancias. Los acordes tríadas que hemos buscado contienen únicamente notas de la escala en cuestión.

2. Vemos si existen acordes consonantes con notas que no pertenezcan a la escala de Do Mayor que sean consonantes con la nota a armonizar (hay que usar estos acordes con cierta prudencia). Para ello alteramos la tercera del acorde, con lo que cambiaremos en algunos casos de tríadas mayores a menores y viceversa. Alterar la fundamental o la quinta del acorde no tiene sentido (excepto en el caso del séptimo grado) pues variar el marco de la quinta justa nos lleva a cuartas disminuidas y quintas aumentadas que son disonantes.

Con este sencillo procedimiento, hemos encontrado todos los acordes consonantes tríadas con terceras y quintas válidos para armonizar una nota.

En las próximas entradas veremos que sucede con las tonalidades menores y examinaremos un procedimiento estándar para armonizar una melodía.

¡Hasta pronto!

 

 

 

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *